viernes, 27 de marzo de 2009

Opinadores en tertulias

Comienzos de marzo, Día Internacional de la Mujer: en Televisión Vega Baja tres hombres opinan sobre las mujeres y sus problemas.

Finales de marzo, sobre el aborto: en Televisión Vega Baja tres hombres opinan sobre el tema.

Muy bien por el mantenimiento de las tradiciones.

viernes, 20 de marzo de 2009

Polémica sobre El Caballero Cubierto

Ayer escuché la tertulia sobre la procesión del Santo Entierro en la que una persona civil tiene el privilegio atravesar la catedral sin quitarse el sombrero. También desfila La Diablesa, escultura de Nicolás de Bussy en la que el demonio se representa con formas de mujer.
Reconozco que la polémica to tuvo desperdicio. Manolo Gallud, concejal del grupo municipal de los Verdes, planteó, en completa coherencia con su práctica y su ideología, que el ayuntamiento no debería organizar dicha procesión, que es anticonstitucional y que lo correcto sería que esta procesión fuese organizada por la Junta Mayor de Cofradías. Bajo mi punto de vista este planteamiento no tiene fisuras por las que contraargumentar, de manera que el contraargumento llegó de la mano de la tradición: como siempre se ha hecho así, así lo hacemos.
Pepe Rayos intervino para decir que el desfile de La Diablesa era una muestra insultante a la dignidad de la mujer y que esta escultura no debía ser paseada por las calles, sino dejarla quietecita en un museo para ser visitada por quien quisiera. Y tampoco a Pepe Rayos le fue reconocido el hecho de que, no sólo sucede esto con La Diablesa, sino que ha sido práctica habitual de nuestra iconografía religiosa el representar a la mujer como pecadora, virgen o martir, pero jamás en un plano de igualdad con respecto al hombre. Y no hay que acudir a la historia, sino mirar el presente. La sra Ferrando respondió a Rayos que cómo veía él a María Magdalena, dejando ver que no siempre se representaba a la mujer como lo hacía Bussy y acabó anunciando una querella contra Gallud si éste no retiraba la afirmación de que las cuentas no estaban claras pues los fondos presupuestados para esta procesión van a las pedanías por no sé qué artículo.
Gritos, prepotencia, falta de rigor histórico, falta de argumentos basados en la razón y en el respeto.
La historia puede escribirse con letras góticas? Ése era otro de los argumentos frente al cual diría que existen ordenadores, y que no niego la belleza del románico o el gótico, pero somos muchas las personas que debemos escribir la historia y tener un lugar digno en ella.
Todo mi apoyo, solidaridad y respeto para D. Manuel Gallud. Y todo mi agradecimiento por su denuncia clara sobre la representación de la mujer para D. Pepe Rayos.

jueves, 19 de marzo de 2009

Una lince más

Ofensiva y demagógica la campaña de los obispos. Hiere hasta lo más hondo esta Iglesia a la que no hay quien se atreva a poner en su sitio. Porque esa campaña sale con fondos de un Estado que no me explico qué tiene de aconfesional. Por si no fuese suficiente el papel de la mujer en la historia y el presente de esa institución, ahora pretenden tildarnos de asesinas de niños y de niñas, supongo.
Dar categoría de ser humano a un embrión es inaceptable. A partir de ahí no podemos seguir. Pretenden hipotecar nuestros cuerpos, expropiarlos, como han hecho siempre.

Es nuestra decisión porque nuestros son los cuerpos, las mentes, las circunstancias, los problemas, los deseos...

Y pienso ahora en la niña brasileña de nueve años, violada por su padrastro, embarazada de gemelos y excomulgada. Ella y su madre. El padrastro, invisible.

domingo, 15 de marzo de 2009

Sanidad y Agua.

En estos días pasados he podido comprobar la parcialidad de los medios y la penosa servidumbre a las consignas de los partidos políticos cuando la persona a defenderlas sabe que esa consigna no responde a los intereses de la comunidad.
El deterioro del hospital no es cuestionable: puertas que no cierran, paredes sucias, mobiliario viejo, falta de sanitarios, quirófanos cerrados... No merece la pena extenderse, pues ya es sabido. A esto se le llama estado de abandono.
La Plataforma Vega Baja Salud surge porque la clase política no hace bien su trabajo . Son necesarias las mociones y los micrófonos, pero no suficientes. He visto la tibieza de colectivos, como una especie de miedo a significarse por muy justa que sea la causa. He escuchado a entrevistadores iniciar una entrevista así: Buenos días, Sr. o Sra... ¿qué tiene usted que decir con respecto a la movilización convocada, parece ser que sin mucho sentido, pues hemos sabido de las mejoras que han anunciado.... Y la persona en cuestión vierte entonces un discurso enlatado donde no se olvida nunca introducir las palabras democracia, honestidad y responsabilidad... Mmmmmm... ¿por qué será?
Por contrapartida observo un despliegue de medios ofertados desde los ayuntamientos por el tema del agua. Y me pregunto cuánto dinero se va a gastar en algo que debería responder al sentido común. Hay cuestiones de Estado y el agua, la sanidad y la educación no deberían ser motivo de polémica bajo ningún concepto. Que una autonomía se apropie de su río y no pueda el pueblo de más abajo beneficiarse del agua sobrante es algo tan falto de sentido común que habría que jubilar a los ideólogos del planteamiento de la posibilidad. Porque tras esa posibilidad van estudios técnicos, plenos, comisiones y un río de dinero con el que se podrían hacer realidades.
Y salgo a la calle porque tenemos un hospital por el que luchar.

domingo, 8 de marzo de 2009

Sra. Mónica Lorente, sr. Hurtado

video

Presidenta y vicepresidente del Consejo de Salud:

Antes de salir en caravana invitando a la manifestación convocada para el domingo próximo por la Plataforma Vega Baja Salud quiero manifestar mi estupor por la habilidad habida en ustedes hasta ahora para echar balones fuera. No vamos con el paso cambiao, como usted dice, sr. Hurtado, vamos con la ciudadanía y con la verdad. Vamos con las mujeres que no obtienen cita porque no hay ginecólogos y que dificilmente podrán estar en esas encuestas tan redondas que usted, Dª Mónica, nos cuenta con sonrisa amplia; vamos con las personas anónimas que esperan en sus casas porque se han cerrado las listas y las abrirán dentro de dos meses; vamos con las parturientas que deben parir según el mandato bíblico, con dolor, por no contar con la epidural en según qué horas; vamos con las personas desviadas a un hospital vecino que, ¡curioso! sí pueden ser atendidas; vamos con las personas que acompañan descansando en sillones desvencijados, con las que deben hacer una excursión por la Vega para hacerse una resonancia, con las personas que transmiten lo que les sucede con el miedo de que encima las tomen con ellas... Vamos de la mano de la Verdad, con el paso de la Verdad y, a decir verdad y hasta hace poco, pensábamos que iríamos de la mano de ustedes, representantes elegidos para servicio de los pueblos y que, finalmente, ha resultado no ser así.

No vamos con el paso cambiado, sr. Hurtado, ni responden a la verdad esas encuestas, Sra. Mónica, ya que no tienen en cuenta a las personas excluidas.

Y ustedes lo saben.

martes, 3 de marzo de 2009

Es posible


¡Se puede transformar la realidad sin falta!

Sobre la oración -Daisaku Ikeda-