miércoles, 19 de enero de 2011

Origor, un príncipe guerrero...

que reivindica la Cruz de la Muela con sus puños, y no sé si con su espada. No he visto el vídeo, pero sí he leído lo suficiente como para ver que contiene todos los ingredientes que, desde una educación o cultura para la paz, rechazamos: violencia e intolerancia.

No todo eran hermosos mercados en la Edad Media. Hubo matanzas, cruzadas, inquisición... en nombre de las religiones. Termina la Edad Media con la invención de la imprenta, de la palabra escrita. Hermoso descubrimiento para sustituir a la espada.

"Venceréis con la fuerza, pero no convenceréis con las ideas" decía Unamuno. Y eso es lo que sucederá -me temo- con ese príncipe guerrero que reivindica unos métodos medievales, no sé si para ahorrarse las costas de un juicio.

Tampoco me he fijado en si la presentación oficial coincidirá con el Día de la Paz. En todo caso, espero que no lo lleven a los centros educativos.

1 comentario:

Sergio dijo...

Compartida la opinión 100%
Un saludo