domingo, 18 de enero de 2009

Fin de la burla de EpC.

Fue el sindicato al que pertenezco, CCOO, el que interpuso en su día un contencioso administrativo contra esta barbaridad que, a mi modo de ver, debería llevarse al ínclito Font de Mora. Por cierto, en algunos medios se informa de la sentencia y se obvia el sindicato que se la ha trabajado (El País de hoy, por ejemplo). Y a pesar de que existen cosas que no me gustan en el espacio sindical o político al que pertezco, hay veces en que siento la agradable satisfacción de formar parte de un grupo que actúa y no sólo vocifera.
La humillación que hemos vivido y todavía sufrimos sólo podrá ser reparada con el cese del conseller Font de Mora. Este hombre, en su voracidad partidista, en su ansiedad por erosionar al gobierno ha sido capaz del mayor disparate que una mente normal puede concebir.
Ya no hay amparo legal, nos dice CCOO, para que en un aula de cualquier centro Público o Privado concertado haya dos profesores impartiendo Educación para la Ciudadanía. Asímismo, queda invalidado todo el proceso administrativo que están llevando a cabo los inspectores para recabar información sobre la forma en que cada profesor está impartiendo la asignatura (si son dos o un profesional en el aula).
Desde CCOO se informa a toda la ciudadanía que también es nula la Circular que la Conselleria ha remitido recientemente a los centros y que fue objeto de diversas valoraciones en el seno de la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública, puesto que la citada Circular interpreta las Instrucciones que ahora han sido suspendidas.
En este sentido, la FE CCOO PV valora que esta sentencia reafirma nuestras tesis y la postura marcada cuando iniciamos el proceso judicial en defensa de la dignidad del profesorado.
Educación para la Ciudadanía, en aquellos casos en los que no haya un profesor titular con competencias en habla inglesa y que haya manifestado su voluntad de impartirla en inglés ha de impartirse exclusivamente en una de las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana.