miércoles, 11 de junio de 2008

Huelga del transporte

Carlos Martínez
Los camioneros y pescadores han parado por el alza del precio del combustible. Este cierre patronal ha sido impulsado especialmente por los camioneros autónomos, mientras que la gran patronal del sector del transporte todavía no ha apoyado el paro. El pasado domingo día ocho de junio, en el programa Hora 25 de la Cadena Ser se escucharon las reclamaciones de un grupo de transportistas que formaban un piquete, pedían unas “tarifas mínimas por ley”, subvenciones y/o bajadas de impuestos sobre los carburantes e insultaban a Zapatero porque en la reciente cumbre de la OMC había prometido 500 millones de euros para paliar la crisis que azota a los más pobres del planeta, argumentando que era “su dinero” recaudado con “sus impuestos”.
Sí hay un grupo social caracterizado por conservador y liberal en su ideología es el de los autónomos. Camioneros, pescadores, taxistas, agricultores son, en general, votantes de derecha y piden “menos impuestos y menos estado”. Sin embargo, cuando caen sus beneficios reclaman ayudas y subvenciones del “papa estado”, por ejemplo los agricultores propietarios de la tierra y ganaderos pueden continuar produciendo gracias a las subvenciones que reciben de la Unión Europea, puesto que sin estas ayudas directas e indirectas no podrían competir con los costes de producción de los agricultores y ganaderos del sur.
Los agricultores y ganaderos, también piden aranceles para impedir la entrada de productos extranjeros, sin embargo exigen que el estado subvencione el gasoil que también se consigue en el mercado internacional. Cuando los trabajadores se manifiestan, los transportistas y taxistas, son los primeros en reclamar de la policía para que dejen la vía pública pero ningún piquete de trabajadores es tan violento como los protagonizados por ellos.
Las tremendas contradicciones de este colectivo surgen de su doble condición, son a la vez empresarios y trabajadores, eso sí, pequeños empresarios, por lo que la única forma de sobrevivir en el mercado es la explotación de su fuerza de trabajo por ellos mismos. Quizás no hay forma más eficaz de alienación capitalista que la que se consigue con este tipo de subcontratación. El empresario ya no necesita “vigilar” al trabajador para que este produzca, ya que al estar relacionados directamente sus ingresos con la producción, el trabajador se convierte en preso y carcelero simultáneamente.
Además, el empresario se ahorra un buen dinero, pues a un trabajador le debe pagar las cargas sociales, mientras que el autónomo tiene que desembolsar la Seguridad Social de su propio bolsillo, por lo que siempre se tiende a la cotización más baja y por tanto recibe unas prestaciones claramente insuficientes. Igualmente, a pesar de contar la mayoría de ellos con un sistema fiscal con menor carga impositiva que el resto de los trabajadores (IRPF por módulos), el hecho de ser ellos los que tengan que pagar directamente a Hacienda en lugar de que esa cantidad venga ya descontada por el empresario, no hace más que exacerbar su “pensamiento” liberal.
Los transportistas han ayudado a caer a gobiernos democráticos que intentaron aplicar políticas socialistas (recordemos el paro previo al golpe de estado contra Allende en Chile) pero nunca se han sumado a movilizaciones de los trabajadores u otro tipo de movimientos sociales. Dos son las conclusiones que podemos obtener de estas protestas, la primera que mientras que el sistema económico social permita la existencia de este tipo de trabajadores, las clases dominantes tendrán un gran aliado en ellos. La segunda es que la derecha o los liberales no quieren “menos estado” sino un estado todavía más servil a sus intereses privados.
Rebelión

2 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

Y yo me pregunto Sr.Martínez, ¿es usted Agricultor, Transportista, Autónomo,pescador...? por que si es así no creo que juzgara estas profesiones como lo está haciendo,y mucho menos opinar de las tendencias políticas de éstas personas, por que el estar laboralmente en un mismo sector no significa que todos tienen la misma ideologia política, para eso hay una Democracia ¿no?. Cuando usted pierda las cosechas por un bajo precio, de todo un año trabajado y gastos ocasionados (por que sabrá que un huerto no crece solo)impuestos, SS, iva, familia, incluso eliminar el producto del campo vale dinero,sin contar las llagas de los agricultores, la piel quemada,lumbalgias ..etc. Cuando se suba a un camión que acaba de comprar de segunda mano, una tarjeta de transportes (que según Gobierno es un examen de capacitación que te exigen tener 3 camiones a tu nombre, o lo compras por 10.000 € o más y a parte alquiler mensual , cuando se levante a las 3 de la madrugada, le tengan 5 horas esperando la carga o descarga y por falta de horas de conducción, respetando la ley , no pueda ni llegar a casa,teniendo que hacer noche en cualquier sitio, con el riesgo de que te entren al camión,y asi todos los dias, pagando los altos impuestos, SS,Iva, cobrando tarifas del 2005 y pagando un alto precio de Gasoil, viendo por delante de tus narices que las subvenciones destinadas al transporte van para las empresas no para Autónomos, entonces podrá hablar, entonces podrá juzgar como lo ha hecho,y creo que cambiaria de opinión. SI USTED PIENSA QUE ESTE TIPO DE TRABAJADORES REPERCUTE A LA ECONOMIA SOCIAL ENTONCES PIDA AL GOBIERNO QUE NO EXISTA LA MODALIDAD DE SER AUTONOMO, SOLO EXISTAN GRANDRES EMPRESAS,MULTINACIONALES,(creo que es ahí donde se encuentra la clase dominante a la que se refiere) y cuando encuentren otro país que explotar ¿que hacemos con los asalariados? Esta huelga tambien hace referencia a ello. No confunda Rebelión con REIVINDICACIÓN.

Nuchi Belchí dijo...

Prueba.