jueves, 19 de abril de 2007

Anatomía del miedo. Un tratado sobre la valentía

La ética no es el resultado de una razón individual, porque esa razón puede justificar racionalmente el egoísmo, sino la obra de una razón colectiva, afinada en el debate, purificada en la crítica y contrastada por la experiencia.
(José Antonio Marina. Edit. Anagrama. Colección Argumentos)
Hay libros que nutren y sirven de soporte en el esfuerzo diario por mantenerte erguida. Y éste, por lo menos para mí, ha sido uno de ellos.
En el registro de miedos diferentes, individuales, colectivos, educacionales, genéticos, ancestrales o patológicos encontramos un mayor o menor reconocimiento de nuestra naturaleza. Nos tranquiliza en cierto modo vernos como en un espejo donde se nos muestra una imagen bastante aproximada de lo que somos.
Me ha interesado especialmente el aspecto social. Los refuerzos individuales que el grupo nos aporta y lo que supone la pérdida de esos contrafuertes cuando los perdemos. El miedo como protección o el miedo inmovilizador, el uso y abuso del miedo por los poderosos y los mecanismos conscientes o subconscientes que empleamos para sobreponernos (ponernos por encima de).
Apasionante la reflexión de los sentimientos como experiencias cifradas, crípticas. Ahí sí que el desconcierto junto al suspense convierten la lectura en una aventura apasionante.

1 comentario:

Un admirador canela dijo...

"Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y esa, sólo esa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas." (Admito que me gusta Neruda...)
No es fácil encarar los reveses de la vida, hacer frente a nuestros miedos. Pero llegan. Si nos superamos, con humildad y coraje, afrontarlos se hace más fácil. Superarse desgraciadamente requiere dar pasos adelante, ¡pero también atrás!...Pues es la única forma de tomar impulso.