martes, 10 de abril de 2007

Cantalamessa. Viernes Santo en la Santa Sede

Raniero Cantalamessa es franciscano y trabaja en y para la Santa Sede. Viernes Santo, en su homilía, hizo afirmaciones como ésta:

Para afirmar su dignidad, las mujeres han creído necesario, a veces, asumir comportamientos masculinos o minimizar la diferencia de sexos, reduciéndola a un producto de la cultura.
¿A qué se debe, pues, la diferencia de sexos, como él lo llama? ¿Es un comportamiento masculino el intentar ver el mundo fuera de la reja del burka?, Es masculino negarse a aceptar un matrimonio concertado, a practicar la mutilación a tus hijas? Ah, tal vez se refiera a las privilegiadas occidentales. Será eso ¿ Será masculino el demandar la corresponsabilidad en las tareas domésticas?, ¿o lo será, tal vez, el exigir un poco de dignidad denunciando programas como "Cambio Radical? O es posible que el Sr. Cantalamessa se refiera a la presencia de la mujer en la política, o en los consejos de administración de empresas.... No sé, no sé... A ver si nos lo aclara en el siguiente párrafo:
las mujeres siguieron a Jesús por sí mismo; por gratitud del bien de él recibido, no por la esperanza de hacer una carrera a su amparo. A ellas no les fueron prometidos 'doce tronos', ni pidieron sentarse a su derecha y a su izquierda en su reino.
Ahora sí, ahora quedó claro como el agua. A nosotras no se nos prometió nada, de manera que un poco más de gratitud, mujeres.
Eso sí, después el Papa Benedicto XVI pidió oraciones para todos aquellos que sufren en el mundo.

1 comentario:

antonio salgado nolasco dijo...

Padre Raniero Cantalamessa, amigo de España