miércoles, 7 de noviembre de 2007

Camille Claudel



Otra mujer ignorada, encerrada en un manicomio y loca, efectivamente, ante tanta explotación, vejación e injusticia. Y el artífice de todo esto fue nada menos que Auguste Rodin.
Camille conoció a Rodin a la edad de 20 años, él contaba 40 y vio en ella todo lo que estaba perdiendo. Se hicieron amantes. Ella consintió que muchas de sus obras fueran firmadas por él. Vivieron una relación tortuosa a lo largo de siete años en medio de los cuales quedó embarazada dos veces y en las dos ocasiones fue persuadida para que abortara. ÉL le hacía promesas de amor que luego olvidaba, hasta que, no pudiendo soportar más, fue ella la que lo abandonó.

Rodin la quiso hundir en el anonimato y en el olvido. La Academia la castigó con el rechazo, el desprecio y el retiro del apoyo. Su obra hería el buen gusto. La familia la confinó en un hospital psiquiátrico para, en realidad, salvar el nombre. Todos los infiernos del mundo en una vida frágil.

Parece ser que su obra El abandono es la respuesta a El beso de Rodin

Ahora tenemos la posibilidad de ver una exposición suya en Madrid. Merece la pena, pienso, que nos demos una vuelta por allá y la disfrutemos, ¿hace?

2 comentarios:

Un admirador dijo...

Si la encuentran, vean "Camille Claudel", con Gérard Depardieu e Isabelle Adjani. Con esta peli él gano el premio al mejor actor en el Festival de Cannes y ella la de mejor actriz en el Festival de Berlín. Ya me dirán...

Nuchi dijo...

La vi en televisión y me pareció apasionante, cierto.
Cuántas vidas vividas y cuántas, cuántas no contadas.