jueves, 15 de noviembre de 2007

Jesús, lo que pesa la corona esa

No me digáis que no estáis cansados ante tanta babosería. Nunca vi tal grado de peloteo y sumisión como en estos días en los medios y por gran parte de las opinadoras-opinadores.

Que el rey se salió de madre está fuera de toda duda. Y cualquiera que mande callar a alguien con esas formas está faltando a unos mínimos de educación y respeto y es censurable. También en el rey; o más en el rey que ha de ser ejemplo por la educación que se le supone. La cuestión sería si unos lo justifican o no y por qué. Ahí si puede haber debate, pero no en que lo que hizo estuvo bien porque no lo estuvo.

Dice Rafael Rincón Patino que la democracia es la forma y los derechos son el fondo. Y aquí la polémica siempre gira en torno a las formas. Porque en el fondo el debate estaba en torno a las nacionalizaciones y a la denuncia de Daniel Ortega a Unión Fenosa . Pretenden, como las viejas glorias, que identifiquemos a Aznar o a Unión Fenosa con España. Y no lo son ni el uno ni la otra. Las empresas están donde están porque obtienen unos beneficios, de no ser así se largarían a otra parte. Y Aznar... ¡caramba qué coincidencia!

Y casi en la misma tacada nos desayunamos con la sentencia de El Jueves. Sinceramente, me parece haber retrocedido a los años sesenta.

Jesús, lo que pesa la corona esa... (como te digo una co, te digo una o)

1 comentario:

Berna dijo...

Por suerte, también hay opinadores críticos, como Rafael Reig (http://blogs.publico.es/rafaelreig/50/ademan-de-despota/) y Javier Ortiz (http://blogs.publico.es/eldedoenlallaga/52/hagase-la-luz/).
Besos republicanos.